Todos secuestrados.

Todos secuestrados.

Lo escucho por la radio, muy de mañana y casi no me lo creo. Pasado un espacio de tiempo en el que mis tareas me impiden profundizar en el asunto, lo miro en la ediciones digitales de varios diarios de información y mi asombro va en aumento.
El transcurso de las horas, tiempo que me doy para que la noticia se volatilice o mejor se resuelva, no hace más que convertir ese pasmo, en una especie de cabreo, que por dentro corroe como una dosis de helminto.
Resulta, que un “fenómeno”, llamado Boko Haram, amenaza con vender como esclavas a más de doscientas jóvenes que, previamente ha secuestrado en Nigeria.
Así tan ancha es la noticia que en algunos medios solo deja espacio de unos renglones. Este personaje, quien, al parecer, se daba por muerto en el país en cuestión, propone que las mujeres no deben estudiar y como sublime destino, solo gozan el de tener que casarse con el varón de turno. Como buen seguidor de cierta ley impositora, para cortar con el tema, el terrorista, que posa para un video de más de cincuenta minutos de edicto, intentando explicar lo que mandan sus creencias para con las mujeres que no hacen lo que el y su dios dictan, no ha tenido mejor ocurrencia, que la de secuestrar para vender a más de doscientas personas.
A esta hora la noticia sigue teniendo la misma extensión. O sea, nada se sabe sobre el camino que ha tomado tan ilustre personaje, que se mueve por la frontera con Camerún, (eso dicen), con un grupo de mas doscientas chicas, adolescentes casi todas, sin que nadie sepa nada. Sin que nadie quiera saberlo.
En el siglo de la información de los satélites, de los aviones silenciosos y de toda parafernalia armamentística, pasan las horas sin que el suceso se resuelva.
El ritmo de este planeta, marca tantas diferencias que casos como al que “nos” reta este individuo, son meras anécdotas, sin darse cuenta de la hipocresía que nos crea el leer que alguien, desee vender como esclavas a jóvenes, con el beneplácito de la humanidad. Para que parte de esta mire las líneas, con la lejanía y el desdén que ello contiene.

Nota:
Antes de soltar estas lineas a la Red, se ha producido otro secuestro de mas niñas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s