UN DERBY DE LEYENDA.

UN DERBY DE LEYENDA.

LA GRAN FINAL. LISBOA 2014.

 

Enfrascados con la Historia, en Lisboa, se dirime el partido de los partidos. El sábado 24, 20.45 horas, se mueve la leyenda. Se escribe la epopeya de un acontecimiento a modo de conjunción de planetas, de esas en las que solo el paso de los siglos concurre.
Final de esta moderna Copa de Europa que llamamos Champioms, y que a modo de Derby de grandeza se juegan Real Madrid y Atlético.
Maneras opuestas y estilos distintos en todos los sentidos. El hermano rico y el pobre, para unos, la opulencia frente al sufrimiento. Como quiera, el partido soñado para todos.
Tras su temporada y campeón de la liga española, la gloriosa atlética se estaciona en la capital lusa, con o sin Diego Costa, que por el momento, tras su visita a Belgrado solicitando milagro a base de remedios de yegua, se obstina en poder llegar al duelo. Simeone, el hombre prodigio, ya estudia variantes, disimuladas de víctima ante el partido de su vida, ese que ha ganado rato a rato, competición a competición, con una nómina escasa en cantidad pero espesa en calidad y sufrimiento. Todo ilusión y siempre compromiso, la plantilla “colchonera”, vuelve a una gran final de la gran copa, cuarenta años después de perderla en dos partidos, allá por 1974, cuando la final empatada emplazaba otro partido dos días después. Bruselas hizo de nicho.
La actualidad pide reembolso de justicia por aquello, con una motivación elevada al cubo, el técnico argentino, promete batalla en el centro del campo, justo donde duele o donde debe doler. Antojada afirmación que con seguridad tendrá clave en la final.
En el otro rincón, despistado en la meta de la Liga, el Real Madrid, riñe con su presente y con el influjo que sus millones le exigen. Es la apuesta por “la décima”, esa en la que tanto “empeño” ha puesto su presidente, un Florentino que tiene el objetivo a modo de promesa hecha, a tiro de final, con el aliciente envenenado, que una derrota ante su vecino, tendría en su bagaje como punto de tenebrosidad especial.
Castigado Xavi Alonso, el entrenador italiano Ancelotti , tiene abanico amplio para corregir la falta del vasco. Pepe, Benzema y Ronaldo no se perderán la llamada. Sus daños están recuperados y tan importante cita, no tiene más dudas que la presentada por la sanción a Xavi.
En la capital lusa, se espera un gran gentío. La historia, la cercanía, la rivalidad el anhelo de la décima y la primera, fundan un acontecimiento largo de repetir. No solo los presentes en el estadio se consideran privilegiados. En Lisboa, vivir la jornada de la gran final de cerca, ha generado un sueño entre la ansiedad y el sentimiento. Entre la hora de la verdad y el turno en la historia. Entre la capacidad y tenacidad. Un Derby de leyenda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s