Desgracias.

españa-sin-gobierno-1024x321Lo cierto es que a Joaquin, le importan un pedo de violinista toda y cada una de las reuniones que tengan los líderes políticos de este país para formar gobierno.
Desde hace más de cincuenta días, a Joaquin toda la música de los pactos le suena como podría sonar una chirigota gaditana a un esquimal. Sencillamente tiene otras prioridades, otras muchas más cosas en las que pensar.
Joaquin, que a sus 43 años conoció lo que significaba no tener trabajo, pasa sus días mirando ofertas de empleo por internet, Se pisotea el centro de su ciudad dejando su curriculum en cualquier negocio en los que en muchos casos lo tendrán por triplicado.
Atrás quedaron los primeros meses y las llamadas a sus amigos más cercanos por si caía algo con el boca a boca. O las visitas al Inem en busca de ofertas que no existieran. O incluso la desesperada puerta a puerta por todos los polígonos industriales de su ciudad.
Ahora, cuando resta poco tiempo para que su 48 cumpleaños le llegue, Joaquin se siente cansado, abatido y hasta inservible.
Es como si a su edad se hubiera quedado fuera de la realidad laboral en el más oscuro halo.
Alejado de toda recuperación de empleo que se pregona, Joaquin tiene que vivir la humillación de volver a pasar por las empresas a las que ya ha pedido varias veces empleo, para que le sellen un pergamino. Con él, justificará su búsqueda baldía de ministerio que le saque de su cero. Sin esos timbres, no puede optar a los cuatrocientos €uros con los que debe subsistir.
A Joaquin, le importa un pedo de violinista lo que tenga que “ordenar” Pablo Iglesias, todo lo que tenga que ofrecer Pedro Sanchez, las mediaciones de Rivera o incluso el inmovilismo de cesar que vive el presidente Rajoy. A Joaquin, los más de cincuenta días que han transcurrido desde las elecciones, se les han sumado a los años de desgracia en que callera cuando comenzó a ser un parado por encima de cuarenta años, una desgracia que como otra cualquiera viene sin evitarla, sin merecerla. Como no merece tanta mediocridad política con la que le ha tocado coexistir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s