Moción de confianza.

Partido jugado el 2 de abril de 2016.

 

Hasta la noche de ayer, estaba convencido de las pocas posibilidades que tenia el Real Madrid para tener un enorme salvavidas con el que poder sobrevivir a una rara temporada. Alejada la posibilidad de ser campeón en su liga, se me antojaba casi cómica la idea que la undécima pudiera terminar en sus vitrinas. Anoche, en veinte minutos de eléctrica efectividad, consiguió levantar un gol de Pique que lo hubiera dejado en ese mar de las dudas en el que se instaló, desde que su presidente organizase otro proyecto mas a base de €uros.
Sucedió en el estadio de su eterno rival, en el que las lagrimas por la marcha de Jhoan Cruiff llovidas al comienzo del encuentro, se uniera el mal trago de ver como Benzema y Cristiano, dieran la vuelta a un partido raro en los catalanes pero salvador para los blancos.

Estratégicamente plantado por el “debutante” Zisane, el Madrid, esperó durante una hora al Barça tras la cal de la linea divisoria. Agazapado, atando movimientos blaugrana, mientras la pelota perezosa se movía, sin mostrar esa arrogante capacidad para endiablar cualquier pase.
Y eso que, en una de estas, Las piernas de Suarez hicieron de puente al balón a escasos metros de la portería, semi vacía de Navas, cuando el reloj poco había trajinado.
Espejismo o no, girando sobre Casemiro, esa piedra que Benitez no supo pulir en su verdadero puesto, el Madrid contuvo el centro de campo enemigo. Multiplicado el brasileño, da mas rienda al medio centro y refuerza sus centrales.
Los del Luis Enrique, torpemente volvieron a confiar en la paciencia del toque hasta la llegada de las grietas blancas. Pero esta vez el balón no llegaba con claridad a las bandas, donde Neymar principalmente, pudiera medirse cara a cara con su marcador. Ni encontrara recorrido fluido entre las lineas centrales de la muralla blanca, para que Messi imaginara ese ultimo pase a Suarez. Demasiado toque, demasiado lío donde tampoco faltase una posible falta sobre el argentino, que pudiera haber sido expulsión de un Ramos con demasiada testosterona en sus entradas durante toda la noche, hasta que consiguiera ducharse solo en el vestuario antes del final, y eso que Hernandez Hernandez, trencilla de la noche, ya lo había perdonado casi un cuarto hora antes de sacarle la roja, allá por el ultimo trecho del partido.

Los primeros cuarenta y cinco dieron para poco mas.
Pero hete ahí que, en la reanudación, y tras la insistencia catalana durante los primeros diez minutos, una jugada de corner, de esas en las que se pudieran pitar tres penaltis, deja a Pique rematar a placer ante la portería blanca sin que Keylor, perfecto toda la noche, hubiese tenido mas posibilidad que la de entrar a recoger el cuero descansado en la red.
Ese 1-0 hizo balsamo en el los locales y cortocircuito en su rival.
Porque entonces, el Madrid opositó a grande y saliendo con dentelladas rápidas de su madriguera, materializara tres goles. Tres si, porque el arbitro dejó sin validez uno de Balle al que no se le puede encontrar tacha alguna.
Carbajal y sobre todo Marcelo, superiores a sus pares en las bandas toda la velada, removieron el cotarro blanco. El brasileño, trazo una diagonal al centro de su ataque, y paso la pelota a Kross que desde la derecha del área barcelonesa, le lanzó una joya a Bencema para que este pusiera en la retina del aficionado al futbol, un golazo tan solo seis minutos después del 1-0.
La partida ya mencionada de Ramos, fue lo único que tergiversara la endiablada marcha impuesta por el Madrid. Que, incluso con diez, y con Casemiro de central, consiguió que Ronaldo se luciera a pase centro de Balle. Era el minuto 89 y aturdido el Barça no supo por donde había llegado tal rotura.
Tres puntos menos de distancia que, desde luego no es lo de mas, pero que si dice bastante en ese medida que se instala en esto del futbol, que cuando ganas a un equipo como el Barcelona, te hace sentirte mucho mas fuerte de lo que eres. ¿O no?. Tanto que ahora si pueden tomarte con la seriedad debida cuando digas que eres candidato. Candidato a Europa claro.

Estadio Camp Nou de Barcelona , Lleno total.

Alineaciones :

F. C. Barcelona: Bravo. Alva. Pique, Mascherano, Alves. Rakitic, Busquast, Iniesta. Messi, Suarez, Neymar,

R. Madrid : Keylor. Carvajal, Ramos, Pepe, Marcelo. Mordric, Casemiro, Kross. Balle, Benzema, Ronaldo.

Cambios

Arda (73′, Rakitic), Jesé (77′, Benzema), Lucas Vázquez (90′, Bale)
Goles

1-0, 55′: Piqué, 1-1, 61′: Benzema, 1-2, 84′: Cristiano
Amonestaciones

Arbitro: Hernández Hernández, Alejandro José
Sergio Ramos (9′, Amarilla), Carvajal (17′, Amarilla), Luis Suárez (26′, Amarilla), Mascherano (28′, Amarilla), Rakitic (57′, Amarilla), Sergio Ramos (82′, Roja)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s